El azul del mar por excelencia.

Si te trasladas mentalmente a la playa de tus sueños, seguro que el azul de sus aguas posee este evocador tono.

Un ladrillo azul con matices verdosos ideal para fachadas que buscan ese toque especial.

.

.



.

.